Durante 2018, aumentaron un 50 % las llamadas al Teléfono de las Personas Mayores de Canarias

Este servicio, atendido por orientadores/as de Teléfono de la Esperanza en Canarias, experimentó un notable incremento durante 2018 llegando a las 3.460 intervenciones

El 63 % de los llamantes durante el pasado año viven solos, buscan principalmente “sentirse escuchados” al llamar al Teléfono de las Personas Mayores de Canarias y el motivo de llamada más frecuente fue “soledad – incomunicación”.

 

Durante el pasado 2018 los/as orientadores/as de Teléfono de la Esperanza realizaron a través de esta línea 3.460 intervenciones, de las cuales 3.310 fueron llamadas de los propios mayores y 150 de familiares y allegados.

De los mayores que llamaron directamente, el 44,47% fueron Mujeres (1.472) y el 5,53% Hombres (1.838).

LLAMANTES POR SEXO 2018

Soledad – incomunicación es el principal motivo de llamada para el 36,01 % de las mujeres, y el segundo motivo consignado como principal problema para los hombres (12,08 %). Como problema secundario, aparece la “soledad – incomunicación” en el 59 % de los hombres.

El  83,9 % de los hombres y el 55,48 % de las mujeres que llamaron al Teléfono de las Personas Mayores de Canarias viven solos/as.

CONVIVE 2018

El estado civil más frecuente de las personas de las que se tiene el dato es el de viudedad 23,85 % en el caso de las mujeres y soltero 45,52 % en el caso de los hombres.

E CIVIL 2018

La principal demanda de los llamantes al Teléfono de las Personas Mayores de Canarias fue sentirse escuchado/a, “hablar o desahogarse con alguien”, tanto para las  mujeres (78,05 %) como para los varones (92,04 %)

Existe una sobre representación de hombres solteros ya que acumulan una mayoría de llamantes frecuentes.  

El Teléfono de las Personas Mayores de Canarias es la principal medida del Proyecto “Escuchando a Nuestros Mayores“, un proyecto realizado por Teléfono de la Esperanza de Canarias desde agosto de 2016 a instancia y con financiación de la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda de Gobierno de Canarias.

 

Muchas personas mayores que utilizaron este recurso encontraron desde la propia intervención telefónica un adecuado soporte emocional y orientación que les permitió apreciar mejor sus recursos personales, así como descubrir los que disponían en su entorno social, personas que estaban en muchos casos envueltas en una situación de crisis considerable y / o en una situación de aislamiento – soledad no deseada.

Según los datos expuestos, la principal demanda de las personas que llamaron al Teléfono de las Personas Mayores de Canarias fue, de forma muy destacada, “hablar o desahogarse con alguien”, seguida de lejos por “orientación ante el problema”. Esto es así incluso teniendo como motivo de llamada situaciones en algunas ocasiones realmente graves.

Quiere decir entonces, que en muchos casos lo que no están encontrando muchas personas mayores en su entorno es precisamente este soporte emocional que le permita encarar en mejores circunstancias sus problemas personales y familiares, de manera también que luego puedan encauzarlos con medios adecuados y contactando con los recursos apropiados.

Nos atrevernos a afirmar que el cambio para algunas de estas personas ha sido de tal magnitud, que literalmente han sentido que empezaban a vivir de nuevo cuando se permitieron con apoyo de las técnicos del proyecto acceder a actividades de su entorno e integrarse en grupos y relaciones.

Por todo ello creemos que los dispositivos recogidos en este Proyecto han sido una experiencia muy valiosa para muchas personas, una oportunidad para salir de un estado de soledad no deseada o crisis personal y activar recursos personales para mejorar  a nivel personal.

Con este proyecto, seguimos también aprendiendo del entusiasmo y colaboración comprometida de muchos  mayores voluntarios en los Centros de Día de Mayores de Canarias, personas que no sólo son protagonistas decisivos para el éxito de las acciones de integración con personas en soledad, sino que con su propia actitud están mostrando un valioso ejemplo de participación, envejecimiento activo e implicación con su propio entorno.

Queremos agradecer también la colaboración y facilidades del personal técnico y responsables de las diferentes instituciones implicadas, sin cuya participación no habrían sido posibles muchas de las actividades de este proyecto.

Y por supuesto, a tod@s l@s voluntari@s que participan en el Servicio de Orientación por Teléfono y en otras valiosas tareas, personas que no sólo ponen su tiempo, conocimientos y dedicación para que sea posible este proyecto, sino su propio corazón para acercarse con respeto y cariño a otras personas que están viviendo procesos de soledad no deseada.

¡Muchas gracias por hacerlo posible!