“Cómo atender a personas con problemática suicida”. Tema de formación permanente de nuestros orientadores en marzo.

El equipo de orientadores de Teléfono de la Esperanza  que atienden el Teléfono de las Personas Mayores de Canarias, comienza la primavera abordando, en su reunión mensual, un tema de especial importancia para nuestra entidad: la atención a las personas con problemática suicida.

¿Cómo atender a una persona que lo está pasando tan mal como para considerar la idea del suicidio?

¿Cómo mostrarnos cercanos y sensibles con su dolor, y a la vez ser operativos?

El suicidio es un problema de salud de primer orden, también entre las personas mayores. Un problema que por los prejuicios que todavía lo rodean sigue siendo un tabú en nuestra sociedad, personas que de algún modo, consideran esta salida falsa para dejar de sufrir.

Según las últimas estadísticas oficiales de las que se dispone, en 2016, El suicidio se mantuvo como la principal causa externa de muerte en España con 3.569 fallecimientos.

Tal y como se recoge en la siguiente gráfica, sólo en el pasado año 2017, los/as orientadores/as del Teléfono de la Esperanza de Canarias atendieron un total de 150 llamadas de problemática suicida.

Llamadas con contenido suicida por sexo en Canarias (2017).
Llamadas con contenido suicida por sexo en Canarias (2017).

estadisticas_suicidio_2_2017

Desde una escucha cualificada, intentamos que la ideación suicida no siga adelante; y si la vivencia ha tomado cuerpo, descubrir sus significaciones más profundas, la manera de neutralizarla y llegado el caso, pasar a la acción.

Siguiendo nuestro Plan de Formación Permanente, durante el mes de marzo estudiamos una documentación redactada para abordar el tema, utilizamos material complementario como vídeos, audios y otros y realizamos ejercicios prácticos y simulaciones para mejorar nuestra atención a personas en esta situación.

 

jose luis orientacion 2 tamaño reducido

 

Para una persona que se encuentra en un estado de desesperanza, hallar a alguien que le brinde paz, serenidad y otros enfoques ante su problema, puede significar la diferencia entre tirar la toalla o seguir luchando por vivir.

¡Muchas gracias a todas las personas que lo hacen posible!